Misas del Lunes 14 al Lunes 21 de Agosto


Día Hora Preside Lugar Confiesa
Lunes 14 7:00am Pbro. Óscar Augusto Parroquia
12:30m Pbro. David Parroquia
Martes 15 7:00am Pbro. Óscar Augusto Parroquia
12:30m Pbro. David Parroquia
Miércoles 16 7:00am Pbro. Óscar Augusto Parroquia
12:30m Pbro. Parroquia
Jueves 17 7:00am Pbro. Parroquia
12:30m Pbro. David Parroquia
2:00pm Pbro. David Clinica Prado
6:00pm Pbro. Óscar Augusto Parroquia
Viernes 18 7:00am Pbro. Óscar Augusto Parroquia
12:30m Pbro. David Parroquia
Sabado 19 7:00am Pbro. Óscar Augusto Parroquia
12:30m Pbro. Óscar Augusto Parque Central
6:00pm Pbro. Óscar Augusto Parroquia
Domingo 20 7:30am Pbro. Óscar Augusto Parroquia
9:30am Pbro. Óscar Augusto Plaza del Río
11:00am Pbro. David Parroquia
12:00m Pbro. Óscar Augusto Punto Clave
1:00pm Pbro. David Premium Plaza
6:00pm Pbro. David Parroquia
Lunes 21 7:00am NO HAY MISA Parroquia
12:30m NO HAY MISA Parroquia

El Concepto Arquitectónico.

Por . / Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro Medellín

Todo el conjunto de este edificio compuesto por grandes columnas que sostienen las líneas del techo y los muros, se unen al vidrio representado en cada uno de los vitrales que aportan uno de los grandes ejes del arte gótico como lo es la luz, en este estilo las ventanas son más grandes y se reparten a lo largo de toda las naves laterales y centrales superiores que soportan el techo (ábside). Los vitrales transforman la luz natural en instrumento misterioso que parece demostrar la presencia inmediata de Dios , iluminando el sobrio edificio, llenándolo de colores y al mismo tiempo cumpliendo una función pedagógica sobre los grandes temas de la fe, así la iglesia gótica se convierte en una gigantesca linterna, que a su vez contiene las enseñanzas cristianas.

Otro rasgo predominante de su arquitectura es la dirección vertical que posee en toda su estructura, sus altas torres en forma de aguja, rompen con el panorama de una ciudad que en su centro se constituye baja y plana, las puntas a un nivel mas teológico nos hablan de elevarnos hacia la trascendencia, contemplar los misterios de la salvación con los pies en la tierra y los ojos en el cielo.

Serán características de ingeniería en este estilo:

Los arbotantes : Arco que transmite el empuje de una bóveda o cubierta desde la parte superior del muro a los contrafuertes.

Las bóvedas de crucería: Obra que cubre el espacio comprendido entre dos muros y varios pilares.

Los arcos ojivales: Figura formada por dos arcos de circunferencias iguales, colocados simétricamente, que se cortan en uno de sus extremos.

Los contrafuertes: Machón saliente en el paramento de un muro, con el fin de fortalecerlo o recibir cargas de los arcos de la bóveda.

La planta de las construcciones góticas se basa en la bóveda de crucería. En algunas se encuentran naves laterales dobles, crucero y presbiterio. Las torres quedan absorbidas por la verticalidad general que caracteriza al edificio.

El estilo neogótico surge en la Europa del siglo XIX, a partir de un movimiento artístico llamado Revivals, el cual tenía como objetivo fundamental retomar las formas clásicas que se dieron en los períodos Románico, Gótico, Renacimiento y Barroco, pero este movimiento surgió a raíz de que los arquitectos de la época vieron la necesidad de servirse de reglas útiles que cada uno de estos estilos tenía.

A lo largo del continente americano tenemos los testimonios de este estilo surgido en el viejo continente tales como la Catedral de San Patricio de New York, la Catedral de Washington en Norte América, la catedral de Zamora en México, entre otros más.

A las tierras colombianas llega esta influencia artística en el periodo conocido como Arquitectura Republicana. Durante el siglo XX en nuestra ciudad de Medellín fueron varias las Iglesias construidas con este estilo, entre ellas tenemos la parroquia El Sagrado Corazón de Jesús (Barrio Triste), El Señor de las Misericordias (Manrique), Nuestra Señora del Sagrado Corazón (Buenos Aires), y esta de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro obra de Félix Mejía quien fue su diseñador.

La Iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, exteriormente está compuesta por una torre mayor en el crucero central del edificio y dos torres en su fachada que conservan, en medio de ambas, una imagen de la patrona tallada en mármol con dos ángeles en bronce. Las tres torres fabricadas en latón forman altas agujas y terminan en sus puntas con una sutil cruz de hierro. Su estructura general muestra la monumentalidad de la construcción gótica.

El interior de la iglesia tiene como centro el Altar principal, que conjuga en arte y estilo con los altares laterales y el púlpito; está compuesta por tres naves y un crucero que nos permite reconocer un trazo de cruz latina en su estructura general. Se resalta la gran altura de la nave central a diferencia de las laterales que se reducen en altura y longitud. La nave central indica el eje y el punto focal de toda celebración litúrgica: la mesa del Altar; mientras que las naves laterales son destinadas para la circulación y los espacios de oración y piedad popular.

El coro se encuentra en la parte trasera de la iglesia mirando hacia el Altar, las escalas de acceso a este espacio se encuentra en el costado izquierdo debajo de este, son en estilo espiral y suben hasta la torre norte permitiendo el acceso a los techos y demás espacios superiores. El bautisterio está ubicado a la derecha sobre la entrada principal, en un espacio reservado para el sacramento del bautismo, custodiado por dos preciosas piezas de mosaico que retratan a Juan el Bautista y a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, además de un sutil vitral que hace su aporte de luz.

El terreno sobre el cual está levantado este templo se conoce por su constitución blanda y pantanosa debido a la cercanía al Rio Medellín que antes no estaba canalizado, consta la profundidad de sus fundaciones, presumiéndose su elaboración con zapatas en concreto reforzado.

El templo consta de 36 columnas circulares de 14m de alto con un diámetro de 1.20m elaboradas en ladrillo cocido y revoque en concreto; de éstas, 12 columnas están libres en el medio de la planta, generando la nave central y las dos laterales; 24 columnas están adosadas de los muros que dan al exterior. Cada columna fasciculada Imagen 019 está compuesta por varios nervios que sostienen la bóveda central, laterales y arcada, su base es de forma hexagonal con un capitel (Parte superior de una columna, generalmente moldurada o esculpida, de una columna) de estilo corintio, decorado con hojas de acanto. Las columnas son el soporte de la estructura del techo, que en su interior constituye una bóveda elaborada en concreto, sobre ésta hay una gigantesca cercha de madera que sostiene el exterior del techo que está constituido por láminas de pizarra.

El elemento predominante de esta construcción es el ladrillo , ya que su funcionalidad y maleabilidad permiten el juego artístico del trabajo manual para ser moldeado en curvas, líneas y ángulos, además que para el tiempo de edificación de este edificio se contaba con varios tejares en la ciudad que proveían este material tan común en la arquitectura urbana de Medellín.

Toda la fachada lleva expuesto el ladrillo que ha sido pegado con mortero de cemento y arena, y se pueden observar unos huecos equidistantes que permiten intuir que la terminación de esta no iba a ser el ladrillo expuesto sino otro material de cubrimiento pero que por algún motivo no se realizo y quedó para la historia esta iniciativa.

Anexo a la Iglesia se encuentra en la parte posterior la casa cural, elaborada con los mismos materiales pero de gran sencillez y simplicidad en su interior. Está constituida por salones, espacios comunes de una casa y el despacho parroquial.

La decoración de la Iglesia está fundamentalmente basada en el Arco ojival, ese encuentra en las ventanas, los arcos, las puertas, los altares y las bóvedas, con una doble función: el soporte estructural del edificio y su aprovechamiento decorativo.

El sistema de iluminación natural gira en torno a 3 rosetones vitrales con representaciones bíblicas y eclesiales y 17 vitrales que juegan con vidrios de colores y forman variedad de adornos; la belleza de estas piezas no solo radica en sus múltiples colores sino la mano artística de quien las creó. Los rosetones no aportan una figura en particular, solo confluye en ellos la multiplicidad de los colores que atrae la mirada de fieles y visitantes.

En general la ornamentación interior del edificio es simple, conservando la dignidad y majestuosidad del espacio que significa para el pueblo de Dios.

El via-crucis elaborado en finos y delicados mosaicos representa el camino de la pasión de nuestro Señor, todas estas piezas están enmarcadas en mármol que conservan el estilo de los altares góticos en las terminaciones en flor de lis.

El altar principal construido en mármol, está compuesto por tres naves, con un sobrealtar en el mismo material, en éste se encuentra el Sagrario sobre éste un pequeño baldaquino (Pabellón que cubre un altar). El altar es de mármol blanco marfil, verde y marrón; decorado con mosaicos. Este fue un obsequio de doña Julia Velásquez en 1955 y fue realizado en la marmolería artística de E. Bibolotti, de Pietrasanta Italia.

El altar lateral derecho está igualmente compuesto por tres cuerpos; en el cuerpo principal se encuentra como figura destacada un cuadro del Divino Rostro y debajo de él un Sagrario incrustado en bronce; en general este altar es en mármol con algunos mosaicos que describen los elementos de la crucifixión, adornado con molduras y frisos; donado por Rosa Ángel Escobar en 1947.

El altar lateral izquierdo, es igual que el derecho pero sobre el frontis del altar se observa un mosaico de Nuestra Señora de las Mercedes. Donado por Lucía Ángel Escobar en 1953; también es en mármol marrón y verde.

La Balaustrada (Cerramiento de poca altura, formado por una serie de pequeñas columnas balaustres, que descansan sobre una base y soportan un elemento horizontal o inclinado)es la pieza que adorna y divide, los altares del resto del templo. En mármol con arcos ojivales y molduras en el mismo material y algunas figuras de uvas talladas. Obsequio de Alejandro Ángel Escobar y la señora María Restrepo Escobar en 1953.

El pulpito es uno de elementos en mármol más grande de la Iglesia, elaborado en su totalidad en mármol de cuatro matices diferentes, en su base descansa en siete pequeñas columnas, las escalas en su ascenso se abren a un pequeño balcón de forma poligonal y en cada uno de los frentes de este pueden apreciarse la finísimas tallas de los cuatro evangelistas Imagen y el Papa Alejandro VI. La parte superior de esta estructura está elaborada en mármol y su techo interno en lámina de bronce adherida a la columna fasciculada por un brazo metálico. En el fondo esta un mosaico que representa el Espíritu Santo bajo el dosel de bronce, su significado es la asistencia de Él sobre el sacerdote que predica, ya que esta estructura se usaba en otro tiempo para la predicación o sermón.

Acerca de Nosotros

Nuestra Parroquia tiene como patrona a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Y pertenece a la Arquidiócesis de Medellín. Su tarea fundamental ha sido la construcción del Reino de Dios a través del anuncio y la vivencia del Evangelio. El templo, uno de los mas hermosos de la ciudad, está construido bajo los parámetros del estilo neo-gótico.

Sitios Relacionados

Arquidiócesis Medellín

Vaticano

Contáctanos