Misas del Lunes 12 al Lunes 20 de Junio


Día Hora Preside Lugar Confiesa
Lunes 12 7:00am Pbro. Óscar Augusto Parroquia
12:30m Pbro. David Parroquia
Martes 13 7:00am Pbro. Óscar Augusto Parroquia
12:30m Pbro. David Parroquia
Miercoles 14 7:00am Pbro. Óscar Augusto Parroquia
12:30m Pbro. Parroquia
Jueves 15 7:00am Pbro. Parroquia
12:30m Pbro. David Parroquia
2:00pm Pbro. David Clinica Prado
6:00pm Pbro. Óscar Augusto Parroquia
Viernes 16 7:00am Pbro. Óscar Augusto Parroquia Pbro. David
12:30m Pbro. David Parroquia Pbro. Óscar Augusto
5:00pm Pbro. Parroquia Hora Santa
6:00pm Pbro. Óscar Augusto Parroquia Solemne
Sabado 17 7:00am Pbro. Óscar Augusto Parroquia
12:30m Pbro. Óscar Augusto Parque Central
6:00pm Pbro. David Parroquia
Domingo 18 7:30am Pbro. Óscar Augusto Parroquia
9:30am Pbro. Óscar Augusto Plaza del Río
11:00am Pbro. David Parroquia
12:00m Pbro. Óscar Augusto Punto Clave
1:00pm Pbro. David Premium Plaza
6:00pm Pbro. David Parroquia
Lunes 19 7:00am NO HAY MISA Parroquia
12:30m NO HAY MISA Parroquia

Posturas del cuerpo durante la Santa Misa

Por. / Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro Medellín

Las posturas y gestos, así como los ademanes en la oración son manifestaciones y participaciones corporales de la oración interna. La liturgia necesita del uso de signos sensibles y formas externas: palabras, cantos, símbolos, gestos... que excitan y son expresión de la devoción interna y relacionan a la misma oración con los actos internos.

El gesto y la postura corporal, tanto del sacerdote, del diácono y de los ministros, como de los demás fieles, deben contribuir a que toda la celebración resplandezca por su decoro y noble sencillez, de manera que pueda percibirse el verdadero y pleno significado de sus diversas partes y se favorezca la participación de todos.

La postura corporal que han de observar todos los que toman parte en la celebración, es un signo de la unidad de los miembros de la comunidad cristiana congregados para celebrar la sagrada Liturgia, ya que expresa y fomenta al mismo tiempo la unanimidad de todos los participantes.

DE PIE Es la postura de la oración solemne y también la actitud del que está dispuesto a obedecer enseguida. Significa la libertad de los hijos de Dios, liberados del pecado.

Por eso los fieles están de pie durante gran parte de la Misa, que es una oración solemne a nuestro Padre Dios; y también durante la lectura del Evangelio, expresando que desean poner por obra lo que están escuchando.

Se estará de pie desde el principio del canto de entrada, o mientras el sacerdote se acerca al altar, hasta el final de la oración colecta; al canto del Aleluya que precede al Evangelio; durante la proclamación del mismo Evangelio; durante la profesión de fe y la oración de los fieles; y también desde la invitación “Oren hermanos…” que precede a la oración sobre las ofrendas hasta el final de la Misa, excepto en los momentos que luego se enumeran.

El estar de pie es el gesto del vencedor. Jesús está de pie en la presencia del Padre, está de pie porque ha vencido a la muerte y al poder del mal. Al final de la batalla es el que permanece erguido, el que permanece en pie.

(...) Al estar de pie nos sabemos unidos a la victoria de Cristo; y cuando escuchamos en pie el Evangelio, lo hacemos con expresión de respeto: delante de esta palabra no podemos permanecer sentados: es una palabra que nos eleva hacia lo alto. Exige respeto y al mismo tiempo valor, la voluntad de ponerse en camino para seguir su llamada, para hacerla penetrar en nuestra vida y en el mundo.

DE RODILLAS Es actitud de carácter penitencial. Es signo de humildad y arrepentimiento.

En la piedad occidental es signo de adoración.

Se estará de rodillas durante la consagración, a no ser que lo impida la enfermedad o la estrechez del lugar o la aglomeración de los participantes o cualquier otra causa razonable. Y, los que no pueden arrodillarse en la consagración, harán una profunda inclinación mientras el sacerdote hace la genuflexión después de ella.

Tradicionalmente, el arrodillarse está asociado con la penitencia o con nuestra posición más humilde ante el Señor Dios. Sin embargo, hay algo muy íntimo al arrodillarse ante nuestro Dios; la postura de arrodillarse nos ayuda a establecer una comunicación muy personal con Dios.

Existen ambientes, no poco influyentes, que intentan convencernos de que no hay necesidad de arrodillarse.

Dicen que es un gesto que no se adapta a nuestra cultura (pero ¿cuál se adapta?); no es conveniente para el hombre maduro, que va al encuentro de Dios y se presenta erguido. (...) Puede ser que la cultura moderna no comprenda el gesto de arrodillarse, en la medida en que es una cultura que se ha alejado de la fe, y no conoce ya a aquel ante el que arrodillarse es el gesto adecuado, es más, interiormente necesario.

Quien aprende a creer, aprende también a arrodillarse. Una fe o una liturgia que no conociese el acto de arrodillarse estaría enferma en un punto central.

SENTADOS Es la actitud del maestro que enseña o del jefe que preside con autoridad. Eso explica que el obispo tenga una cátedra, desde la que preside y enseña.

Es la actitud también de escucha por parte de los fieles, que están sentados en las lecturas previas al Evangelio, en la homilía y en la ceremonia de las ofrendas.

Se estará sentado durante las lecturas y el salmo responsorial que preceden al Evangelio; durante la homilía, y mientras se hace la preparación de los dones en el ofertorio; también, según la oportunidad, a lo largo del sagrado silencio que se observa después de la Comunión.

Acerca de Nosotros

Nuestra Parroquia tiene como patrona a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Y pertenece a la Arquidiócesis de Medellín. Su tarea fundamental ha sido la construcción del Reino de Dios a través del anuncio y la vivencia del Evangelio. El templo, uno de los mas hermosos de la ciudad, está construido bajo los parámetros del estilo neo-gótico.

Sitios Relacionados

Arquidiócesis Medellín

Vaticano

Contáctanos